Cuidados de Salud del RECIÉN NACIDO


 

 

  OPOSITOLANDIA

Arriba
1. ¿CÓMO ES UN RECIÉN NACIDO?

Los reflejos

El recién nacido nace con una serie de reflejos innatos que son necesarios para su supervivencia, son los de:

  • Succión: gracias al cual puede mamar desde el primer día.

  • Búsqueda: al acercarle un objeto a la cara mueve la cabeza y los busca con la boca.

  • Presión: si le ponemos un objeto en la mano, lo agarrará fuertemente.

La piel

Es normal y frecuente la descamación, pero se le puede aplicar un poco de loción o de aceite, por ejemplo de almendras, para hidratar  al bebé. También es normal la aparición de:

  • Ictericia: es la coloración amarillenta de la piel y de los ojos que se da con frecuencia en bastantes recién nacidos a partir de las 48 horas de vida, y que suele durar hasta los 10-15 días de vida. Es un proceso transitorio y normal debido al aumento de bilirrubina. Esta proviene del metabolismo de los hematíes sobrantes. Es más frecuente en niños prematuros. Siempre es recomendable que la evolución la controle la pediatra. Hoy sabemos que la lactancia materna precoz y con tomas más frecuentes, en el recién nacido disminuye la incidencia y duración de la ictericia.

  • Milium: son granitos blancos. Pueden aparecer solos o agrupados en la frente, mejillas, nariz y barbilla. Son pequeños quistes de grasa que desaparecen de forma espontánea en el transcurso de unas semanas (entre 4 y 12). No hay que apretarlos ni manipularlos.

  • Eritema tóxico alérgico: son granitos rojos, como habones. No tiene importancia y desaparecen a lo largo de la primera semana.

  • Angiomas: algunos niños nacen con manchas rojizas en la nariz, párpados o nuca que desaparecen hacia los 6 meses.

  • Lanugo: a veces la piel está recubierta por un vello fino, sobre todo en hombros y espalda. Desaparece en las primeras semanas.

  • Vermix: el recién nacido está recubierto de una sustancia blanca nutritiva, mezcla oleosa que contiene células de descamación y grasa secretada por el propio feto. No hay que retirarle, se reabsorbe sola.

Los ojos

Los ojos del recién nacido son de color azulado o grisáceo. Hasta los 6 meses no adquieren el color definitivo. También es normal la aparición de estrabismo intermitente (cruzan los ojos de vez en cuando).

 

El abultamiento de las mamas

Puede aparecer tanto en niñas como en niños y se debe al paso de hormonas maternas a través de la placenta. A veces pueden segregar unas gotas de leche. Es transitorio y normal. No hay que tocarlas ni exprimirlas porque se pueden infectar. Se debe acudir al pediatra si alcanzan un gran tamaño, se ponen rojas y calientes, o si tienen secreciones.

 

El hipo y los estornudos

Son normales el hipo y los estornudos en el recién nacido, no requiriendo ningún tratamiento. Ya tenía hipo dentro del útero y le sirve para entrenar los músculos respiratorios.

 

Flujo

A veces aparece en las niñas flujo blanquecino o una pequeña pérdida de sangre vaginal. Se debe al paso de hormonas maternas durante el embarazo y desaparecerá en unos días sin necesidad de ningún tratamiento.

 

Peso - Talla

El peso y talla del bebé al nacer está determinado por el tamaño y funcionamiento de la placenta, así como por la edad gestacional. Posteriormente, el crecimiento está condicionado también por una herencia genética recibida de los padres.

No existe un patrón rígido y único de ganancia de peso y talla en el bebé. Por norma general el bebé recupera su peso de nacimiento sobre los 10 ó 15 días de vida.

El peso de un bebé puede variar a lo largo del día a causa de acontecimientos, como mamar, hacer caca o pis. Para la mayoría de los bebés es suficiente pesarlos una vez al mes durante los primeros meses. Luego suele hacerse en cada una de las visitas de puericultura. El peso y la talla deben ser valorados por el pediatra. No es necesario pesar al bebé por cuenta de los padres, ya que habitualmente se cometen inexactitudes que son motivo de preocupación innecesaria.

 

Deposiciones

Durante las primeras 24 a 48 horas de vida del bebé, las cacas son de color negro y pastosas (se llaman meconio). Después se hacen más líquidas y menos pastosas, de color verde-negruzco (son las denominadas de transición) y al finalizar la primera semana de vida aparecen las heces definitivas, de color amarillo (a veces verdosas) de consistencia parecida a la pomada o semilíquidas, grumosas, en los niños alimentados al pecho. En un bebé que al 4º ó 5º día siga eliminando meconio o heces de transición y, no gane peso, es necesario vigilar la técnica de lactancia materna.

El número de deposiciones es muy variable. Puede ir desde una con cada toma hasta una cada dos o tres días en recién nacidos. En general, los niños que toman pecho hacen más veces al día y más blandas que los alimentados con biberón. Luego, el ritmo es más irregular y si el niño está bien, aunque no haga caca, no hay que hacer nada.

 

Micción

Después de la primera micción el bebé puede estar hasta 24 horas sin hacer pis. Pasado este tiempo el bebé ha de mojar frecuentemente los pañales con orina clara e inodora.

También es frecuente observar manchas de color rojo/rosa en el pañal en el sitio donde ha hecho pis, pero no tienen importancia y se deben a la eliminación normal de uratos y no de sangre. Suelen desaparecer entre los 3 y 7 días de vida.

 

Sueño

Los despertares nocturnos son un fenómeno natural, al menos durante el primer año de vida. Su capacidad para diferenciar el día de la noche (ritmo circadiano) la adquiere a partir de los 4 meses de vida. Si el niño está siendo amamantado los despertares nocturnos son frecuentes; puede necesitar mamar entre 1 y 5 veces. El bebé puede dormir en la misma cama que la madre, así ella misma podrá descansar mejor, es más cómodo.

Evitar compartir cama si:

  • La madre o su pareja fuman.

  • La mamá ha consumido alcohol, drogas o medicamentos que provoquen un sueño más pesado de lo habitual.

  • La madre posee una enfermedad que hace que no se despierte en respuesta a las necesidades del bebé.

Parto en Tiempos de Crisis

LIBRO - Parto en Tiempos de Crisis

Guía Práctica de los cuidados durante el embarazo

Autora: Silvia Penedo

Formato: PDF - Páginas: 50 - Distribución: Gratuita - [Descargar]

Blogs de la autora:

www.tcaenfermeria.blogspot.com.es  -  www.mamamundo.blogspot.com.es

PUBLICIDAD

 

 

ES MUY PELIGROSO dormir con un bebé en el sofá y dejar dormir solo a un bebé en una cama de adultos, en una cama de agua o en un colchón que se hunda.

Algunos bebés son incapaces de relajarse y conciliar el sueño. En ese caso hay que observar al bebé y aprender maniobras que le ayuden a conseguirlo: un baño, masaje, cantarle...

 

El llanto

Es el recurso que tienen los bebés para manifestar lo que les pasa, ya sea físico o emocional, y por lo tanto necesita una respuesta. El bebé expresa con su llanto lo que siente, ya sea hambre, frío o calor, cansancio, gases, dolor, incomodidad por tener el pañal sucio, la ropa ajustada, por el roce de algún objeto, por la necesidad de contacto físico con sus padres o, simplemente, porque necesita que le mimen. No existe el llanto inmotivado: es la manera de reclamar mayor frecuencia de alimentación y cuidados.

Cuando un bebé llora no lo hace por capricho. Hay que cogerlo en brazos cuanto antes y procurar comprenderlo. Tener el bebé en brazos no lo malcría; al contrario, aumenta la confianza en sus padres, se relaja y aprender formas de comunicación.

Si el bebé tiene hambre hay que darle de nuevo el pecho sin tener en cuenta la hora de la última toma. Esto no provoca sobrealimentación, obesidad ni malas digestiones, y tampoco dañará los pezones si el bebé está bien agarrado al pecho.

Muchos bebés se relajan si sus madres lo llevan sujetos al cuerpo con una mochila portabebés o una franja de tela. No es perjudicial para el bebé y le permite a la madre mayor movimiento.

 

Los eructos y la expulsión de gases

Cuando el bebé realiza las tomas, succiona el chupete o llora, ingiere aire que puede provocarle molestias. Los siguientes consejos pueden ayudar a evitarlos y aliviarlos, pero si son muy persistentes hay que consultar con el pediatra.

  • Hay que hacer que expulse los gases después de cada toma. Para ello hay que poner al bebé sobre el hombro o sentado sobre las piernas durante unos minutos para favorecer el eructo.

  • Acompañando al eructo son frecuentes las regurgitaciones (pequeños vómitos) durante los primeros meses de vida. No tienen importancia si no afectan a la ganancia de peso.

  • No hay que dejar que llore de forma prolongada, al llorar traga aire.

  • Evitar que llegue a las tomas muy hambriento, ya que mamará con ansia y tragará mucho aire.

  • No darle infusiones o medicamentos sin consultar con el médico.

  • Si la leche sale muy deprisa del pecho (a chorro), hay que dejar que fluya un poco para evitar que el bebé tenga que tragar con rapidez, lo que haría que tragase mucho más aire.

  • Para aliviar sus molestias se le pueden hacer ejercicios tipo bicicleta, masajes abdominales suaves y circulares, en el sentido de las agujas del reloj.

 

 

Arriba
2. LOS CUIDADOS DEL RECIÉN NACIDO

El baño

Puede ser diario desde el nacimiento, aunque no se le haya caído la pinza del cordón aún. Hay que elegir un momento tranquilo del día, o cuando al bebé le resulte más relajante, y se convertirá esta práctica en un juego entrañable para los padres y el bebé.

  • Tener todo lo que se pueda necesitar a mano.

  • No llenar mucho la bañera, basta con unos 10-15 cm. de agua.

  • La temperatura del agua debe ser agradable (36-38ºC). Comprobar que no quema introduciendo un codo o el dorso de la mano.

  • La temperatura ambiente también debe ser agradable (22-24ºC), evitando las corrientes de aire.

  • Usar jabones suaves y en muy poca cantidad, aprovechando la misma agua para aclararle. Si es niña, limpiar la zona existente entre los genitales y el ano (de delante hacia atrás).

  • El baño no ha de durar demasiado. Al principio bastan unos minutos, y a medida que el bebé va creciendo se puede prolongar este momento.

  • Sacarle del agua con cuidado, envolviéndolo en una toalla seca y templada, y secarle con suavidad.

  • Después del baño podemos aprovechar para hidratar su piel a la vez que le damos un masaje usando una crema o aceites adecuados para su edad. Este masaje permite el contacto íntimo de los padres con el bebé, le relaja para el sueño y nutre su piel.

Las uñas

Se cortan, pero no demasiado. Las uñas de los pies se cortan rectas. Las de las manos deben recortarse sin que queden picos, para evitar los arañazos. En ambos casos nunca cortaremos al límite de la piel, para evitar que las uñas se claven en el dedo. Se ha de utilizar una tijera pequeña de bordes romos.

 

Los ojos, la nariz, los oídos

Si es necesario, limpia desde la parte interna del ojo hacia la externa. En los oídos limpia sólo la parte externa visible y con una gasa húmeda. La cera que segrega el oído sirve como defensa y no debemos intentar extraerla. La nariz se obstruye con facilidad, aunque la cantidad de moco no sea abundante. el estornudo, que se produce con bastante frecuencia, es la forma en que el bebé limpia sus mucosas.

 

El ombligo

Se limpia diariamente, con agua y jabón, durante el baño. Para favorecer su cicatrización y prevenir infecciones, procurar mantenerlo siempre seco y limpio.

No hay que cubrirlo con gasas, pues se favorece la humedad. No utilizar fajas ni ombligueros (dificultan la respiración y no curan hernias). Si tiene mal aspecto, huele mal, tiene secreciones o sangra, consultar al pediatra.

Cuando el cordón se caiga (entre los 5 y 15 días aproximadamente), se debe seguir limpiando hasta que esté bien seco. La desinfección del ombligo no debe hacerse con yodo, sino con alcohol de 70º aplicado 2 ó 3 veces al día tras el baño y el cambio de pañal, hasta la caída del cordón y la cicatrización umbilical.

 

Habitación y cuna

La habitación ha de estar a una temperatura en torno a los 20ºC, tranquila, con buena ventilación y sin objetos que acumulen polvo. Es necesario un ambiente libre de humos del tabaco. Los hijos de madres y padres fumadores sufren más infecciones respiratorias, otitis y más ingresos hospitalarios por bronquitis y neumonías que los hijos de los no fumadores.

Evitar usar como fuente térmica braseros o estufas, por el peligro que acarrean, y por supuesto no poner al bebé junto a una fuente de calor.

La cuna debe ser homologada. Cuando se acueste al bebé, no ponerle cadenitas, medallas, baberos ni imperdibles, por su seguridad.

 

El paseo

Los paseos del bebé son muy importantes para su salud. Hay que sacarle a la calle desde el alta hospitalaria, siempre que no exista ningún problema que lo impida. Es relajante para el bebé y favorece la recuperación del tono muscular y del sistema circulatorio de la madre.

Procurar pasearlo por sitios tranquilos, alejados de ruidos y humos, aprovechando las horas de sol en invierno y evitando las horas centrales del día y la exposición directa al sol en verano.

La luz solar ayuda a activar la vitamina D (antirraquítica), por lo que si el tiempo lo permite es bueno que su cara, brazos y piernas estén al aire libre. En verano conviene protegerle la cabeza con una gorra o sombrilla y utilizar cremas de protección solar.

 

Los viajes

Si viajamos con el bebé en coche se tomarán todas las medidas de seguridad. Siempre tiene que ir bien sujeto. No dejarlo solo en el interior del automóvil.

No existe ninguna contraindicación para que el bebé pueda viajar en avión. El dolor de oídos se puede aliviar haciendo que succione el pecho o el biberón al despegar y aterrizar.

 

El chupete

Si el bebé toma pecho no es aconsejable usar chupete durante las primeras semanas hasta que la lactancia esté bien establecida. Las diferencias entre los dos tipos de succión pueden confundir al bebé en la manera de mamar.

Se recomienda su retirada antes del año y medio de vida.

 

Búsqueda personalizada

 

Arriba
3. ATENCIÓN SANITARIA

Prueba del talón

Es una prueba que sirve para detectar ciertas enfermedades metabólicas, el hipotiroidismo congénito y la fenilcetonuria. Si no son tratadas a tiempo pueden producir retraso mental, por ello es necesario detectarlas precozmente en el recién nacido realizando una sencilla prueba.

Tras el nacimiento, a los dos o tres días, se extraen unas gotas de sangre del talón con las que se impregna un papel especial y se envía al laboratorio. En cada hospital hay un protocolo de realización.

 

Detección de la sordera

Se realiza a todos los recién nacidos antes del alta hospitalaria.

 

Problemas del recién nacido que deben consultarse

  1. Llanto: si el bebé llora más de lo habitual y de forma diferente. Cuando no se calma con las medidas habituales y si el llanto es quejumbroso.

  2. Vitalidad: cuando el bebé está decaído o adormilado y le cuesta despertarse y si tiene la piel pálida-amarilla.

  3. Dificultad para respirar: si le cuesta trabajo respirar y si se fatiga en las tomas.

  4. Cambios de color: si se pone de color azulado, sobre todo los labios, la consulta debe ser INMEDIATA.

  5. Puntos o manchas rojas en la piel: de color rojo oscuro que antes no estaban.

  6. Alimentación: cuando tenga vómitos a chorro. Observar la cantidad y si son aislados o en todas las tomas.

  7. Fiebre: si tiene una temperatura rectal de 38,5ºC o más.

  8. Movimientos rítmicos y pérdida de conciencia (convulsiones): los temblores de las extremidades y en la barbilla son naturales, y desaparecen al cogerlos. Si se pone rígido o con la mirada perdida, o si se queda sin fuerza, puede tratarse de una convulsión, la consulta debe ser INMEDIATA.

 

 

Arriba
4. SÍNDROME DE MUERTE SÚBITA DEL LACTANTE

Consejos para prevenir el Síndrome de Muerte Súbita del Lactante:

  1. Acostar al bebé en decúbito supino (boca arriba).

  2. No abrigarlo demasiado, no cubrir su cabeza para dormir. El exceso de ropa, o el exceso de calor en la habitación, aumenta el riesgo.

  3. El colchón donde duerma el bebé debe ser firme.

Arriba

ENLACES DE INTERÉS

  • Comadronas.org. El objetivo de esta página es ofrecer a las matronas de todo el mundo un lugar de comunicación e información. En nuestras páginas encontrarás imágenes, foros, noticias y un espacio apropiado para la comunicación virtual

  • Menudos Peques.net. Embarazo y parto, bebés, alimentación, salud, bienestar y todo lo que necesita tu bebé

  • Mi Matrona.com. Completísima Web para la especialidad de enfermería de Matrona. Encuentra en ella todo lo relativo al Embarazo, Parto y Puerperio

Volver al Índice de Dossiers Socio-Sanitarios

 

[TCAE] [Celadores] [Enfermería] [Cuidadores] [TTS] [Funerarios] [OposSanidad] [Opositolandia] [Montalvos] [Hospitalandia] [ForoSanidad]

 

Librería Online de Oposiciones Sanidad

Foros de los Profesionales Sanitarios Hospitalandia - Directorio de Hospitales Hospital Los Montalvos Enfermería Montalvos Temarios de Oposiciones Sanitarias Funerarios.net - Recursos Online
www.cuidador.es www.auxiliar-enfermeria.com www.oposiciones-sanidad.com www.opositolandia.com www.celadores.org www.ambulancieros.com

 

Este sitio web emplea cookies de terceros como ayuda para prestar servicios y, al utilizarlo, estás aceptando su uso...  +INFO

Aviso Legal